martes, noviembre 03, 2020

La caída de Lola Lince

por  Mabel Diana

Ver una obra de Lola Lince después de tanto tiempo resultó tan gratificante como la primera vez que la vi en el Festival Internacional de Danza de SLP.

Esta vez con una compañía más grande y perfectamente afiatada a la creatividad de Lola. Un grupo que respondió con creces a la propuesta presentada. Se movieron con la energía, la rapidez, y el control necesario para hacernos vibrar con sus desplazamientos. Su tomar por asalto los rincones de la sala, del foro y  de las butacas  hizo que se apoderaran de nuestra atención, a pesar de ocurrir en una pantalla.


 

Ella, Lola Lince, fue el personaje de La Caída. Una aparición desde lo alto, que conmueve con su presencia.  Va desde la majestuosidad a la desesperanza. De  la altivez a la caída. Un paso medido, controlado que nos hace llegar a la mutación, sorpresiva y a la vez esperada.

Vemos la mano de Natsu Nakajima, y la creatividad de Lola unidas.  Hacen de la obra un ejemplo de como el butho puede ser un método posible de usarse fuera de la cultura japonesa. Y no caer en la copia burda del otro.  

Ser una versión nueva, diferente, como los hijos de sus padres, pero conteniendo sus genes. El espectáculo, que a pesar de ser sin público presente, estuvo lleno de vitalidad y entrega.                

La obra fue grabada para presentarse dentro de las actividades del Festival Internacional Cervantino,  en Guanajuato, México. Esta vez de manera virtual.     

El Teatro Juárez de la Ciudad de Guanajuato fue el templo donde se desarrolló la propuesta  y no hubo espacio que no cumpliera con las necesidades de la obra.


 

Desde el comienzo con su piar de pájaros… Las corridas de encuentros y desencuentro,  con sonidos muy urbanos. Hasta la detención del movimiento y la entrada de un cofre al centro donde se suspenden las acciones, cambio de sonidos y gestos de brazos y piernas al cielo. La transformación simiesca, hasta la aparición en contraluz de ella. Con luces de arcoiris que engañan y la desaparecen. Venus de sombras que se agiganta. Manos que hablan.

 


La caída, una maravillosa metáfora y a la vez cruda realidad. Una caída por una larga escalera que nos deja ver el simbólico traje de novia manchado de rojo. Sangre o  Decepción. Comienzo y fin del edén.

Lola se supera a sí misma.  Una hermosa obra para repetirse el plato.

 

COMPAÑÍA DE DANZA EXPERIMENTAL DE LOLA LINCE

La Caída

Dirección Artística: Natsu Nakajima

Diseño Sonoro: Julio César Aguayo

Director de Arte: Mauricio Ascencio

Realizador Videográfico: Omar Soriano

Idea original y coreografía: Lola Lince*

Intérpretes: Alida Pérez, Antonio Fuentes, Carlo Huerta, Carlos Treviño, Casandra Espinosa, César Alvarado, Cinthia Castro Rivas, Cristina Zamora, Daniela Méndez, Edgar Nevarez, Erik Basurto, India Tracy, Isaac Arroyo, Katia Romero, Lola Lince, Lu Anaya, Melissa Esparza, Tlathui Benavides, Valeria López, Velvet Ramírez, Vera Gallegos

 

*Esta coreografía se realizó gracias al apoyo del FONCA a través del Sistema Nacional de Creadores (2015-2017)

Se presentó el sábado 17 de octubre2020, en el 48° Festival Internacional Cervantino, Guanajuato, México

sábado, julio 04, 2020

Esperan…za - Idea y concepto Kike Faúndez


Mabel Diana

 Imagen de ocho rectángulos. Dentro de cada uno una persona. 
Parados de perfil en una fila esperando. Separados en sus pequeñas cajas.
Es la presentación de los intérpretes. Inmóviles dando inicio a la espera…


De repente se transforman en tres espacios con tres de ellos haciendo la misma secuencia de movimientos. Cada uno con su personalidad, acotados a su lugar. Todos en diferentes espacios de aislamiento.
Luego la imagen se transforma en una cuadrícula con siete cuadros arriba y otros siete cuadros debajo, todos ocupados por los intérpretes repitiendo otra  secuencia de movimientos. Todos iguales pero diferentes.

Cada intérprete se mueve en su espacio. Van pasando de la sala, al baño, al dormitorio, al jardín o al patio. Cada uno en su encierro. De pie o acostados. Sentados o en cuclillas, cada uno moviéndose con la coreografía diseñada con precisión y creatividad por Kike Faúndez.




Lo interesante de esta propuesta es que la edición y post producción hecha por Claudio Puebla ha hecho que la creación se multiplique y se recree. Dos creadores de la mano para potenciar el resultado.



El uso de la imagen en blanco y negro y de los recuadros que se van transformando, van dando ritmo al vídeo danza.
A veces un marco negro, o el uso de los rectángulos característicos de las imágenes tomadas con un celular. La sorpresa de la pantalla completa, o el encerrar la imagen en una esquina.



















El acoplar imágenes o su alejamiento  va creando su propia coreografía en conjunto con la coreografía de los intérpretes.
Con un final  de cielo en color,  esperanzador.-


Esperan…za  
(Propuesta de danza y video con respecto a la pandemia)

Idea y concepto: Kike Faúndez
Edición y Post producción: Claudio Puebla
Intérpretes: Natalia Schonffeldt- Nicole Schonffeldt - Beatriz Castañeda -Daniela Reinoso
Matías Epul (Matirock)- Nicolás Gatica (Tika)- Kike Faúndez- César Cisternas
Música: On the nature of daylight de Max Richter
Mayo 2020  




martes, mayo 26, 2020

Solo Solos: Capítulo 2 / Mi mundo trasero / Coreografía e Interpretación: César Cisternas Valdés

(Mabel Diana)

La cámara actúa como un intruso. La imagen muestra una rendija entre la  puerta y la pared. Por allí se ve al personaje en un cuarto con cama y ventana.


Él está sobre la cama, casi desnudo con un slip blanco. Mira a la cámara. Se mueve lentamente, se toca la cara.
Sus movimientos son sensuales, cada uno nos muestra su ductilidad. No nos permite dejar de verlo. Se estira, se ondula, se acerca y se aleja de la rendija que se abre a su mundo.
Se desliza fuera de la cama, se acerca a la ventana, se apoya en ella sin dejar de moverse.



Vemos los ángulos que forma con sus piernas y su cuerpo. Su trasero es protagonista en muchos momentos. Con la mirada nos declara su decisión de mostrarnos porque se mueve así.


Un primer plano  de su cara.

Está otra vez sobre la cama.
Se toca el cuerpo, la cara, los brazos, cierra los ojos, se balancea, se trepa, cambia de ritmos.
Sin despegarse de la cama. Se arrodilla, se acuesta boca abajo, se para, gira en el aire y cae. Se apoya en la pared con las dos manos y mueve el torso, las piernas, el trasero…














César Cisternas Valdés es un intérprete exquisito. Dueño de un cuerpo privilegiado, trabajado con pasión y disciplina. Maestros de excelencia  en incomparables técnicas, lo estimularon a ser este artista que vemos hoy. Puede estar trabajando con los  coreógrafos más dispares  y siempre lo veremos dar lo máximo en sus interpretaciones. Como en este solo de su creación, bajo la dirección de Joel Insunza para el ciclo Solo Solos.  En este momento de confinamiento, en el que todos los teatros están cerrados la única posibilidad de difusión es a través de las pantallas. M100 Centro Cultural y Escenix han producido este ciclo de danza para verse por youtube.




2do capítulo de "Solo Solos” Trilogía de Danza
Mi Mundo Trasero
Coreografía e interpretación:    César Cisternas Valdés
Tutoría y Dirección:                  Joel Inzunza Leal
Realización audiovisual:           Esteban Larraín
Música, selección y mixtape:    Damián Ketterer
Mastering Mixtape:                   Camilo Mesina
Asistente de cámara:                 Javier Guerra
Coproducción:                           M100 y Escenix


martes, mayo 05, 2020

- Ocultos - Documental de Gabriel Bucher- Montaje del ballet La Cenicienta en el Municipal de Santiago, Ópera Nacional de Chile.


(Mabel Diana)

En el teatro además de los artistas que allí se presentan. hay un cúmulo de personas y cosas que  nunca vemos.  Están superpuestas en el espacio antes, durante y después del espectáculo.
Este video está dedicado a ellos, a los que nunca vemos. Los técnicos que hacen que la danza, la ópera y los conciertos brillen en todo su esplendor. Sin su cobijo estarían desangelados, desnudos.


Gabriel Bucher, realizador audiovisual y ex bailarín del Ballet de Santiago, ha hecho posible este recorrido cariñoso mostrándolos desde sus pies hasta sus cabezas .Un homenaje a todos ellos.
Pablo Núñez, diseñador teatral, dice una frase que contiene todo: “Son los que materializan la creación”. Y agrega algo muy significativo: son verdaderos artistas, sensibles, y concentrados. Trabajan con amor,  ya que sin eso no lograrían realizar su labor con la precisión y  la creatividad que requiere ser parte de las obras.
Un equipo que asegura que todo funcione como un reloj. Entradas y salidas. Luces y sonido. Telones y utilería.


















Los eléctricos, tramoyistas, utileros, sonidistas y diseñadores también son intérpretes. No pueden olvidar su papel. De ellos depende el ritmo y la continuidad del espectáculo. Su exactitud, su rigor sostienen las obras.  



Este documental es un reconocimiento a todos los que forman parte de la planta de técnicos y diseñadores del Municipal de Santiago, y por extensión al trabajo de todos los técnicos y diseñadores teatrales.



Ocultos
Dirección: Gabriel Bucher
Guion y producción: Francisca Arce y Gabriel Bucher
Asistente de dirección: Francisca Arce
Camarógrafos: Julio Galarce y Gabriel Bucher
Música: Prokoviev-Orquesta Filarmónica del Municipal de Santiago
Extractos del Ballet La Cenicienta-Coreografía de Marcia Haydee- Ballet de Santiago

*El documental Ocultos, que se estrenó el 29 de abril de 2020 a través de Municipal Delivery, en el marco del Día Internacional de la Danza. 

domingo, octubre 06, 2019

10° Festival Danza Contemporánea Junto al Río VALDIVIA 2019



Ximena Schaaf junto a su comprometido equipo de colaboradores ha logrado llevar exitosamente  a cabo el 10° festival de Danza Contemporánea Junto al Río- Valdivia 2019.
Esta vez durante 10 días seguidos con funciones, clases abiertas, intervenciones urbanas, video danza y una exposición fotográfica retrospectiva de la trayectoria de este Festival de los fotógrafos Fabián Cambero y Carlos Fischer en el Centro Cultural Casa Prochelle.

Las funciones se realizaron en el legendario Teatro Cervantes (1935), que desde su inauguración se convirtió en el espacio cultural más importante de la ciudad y el único que sobrevivió al terremoto de 1960. Sin embargo, con el paso de los años empezó a reducir sus funciones hasta cerrar sus puertas.  En 2008 el Gobierno Regional de Los Ríos  lo compró  y en abril de 2017 comenzó la restauración. Reinaugurándose en septiembre de este año.
 Y que mejor lugar que su sala para celebrar esta nueva versión del festival de danza contemporánea.
Las características del edificio son formidables. Todos los insumos tecnológicos que se adquirieron, de iluminación y sonido, son de primer nivel, pero lamentablemente no se pudieron utilizar  para el festival por no contar con el equipo estable de autoridades y técnicos del teatro responsables de su manejo.
De todas maneras la directora del Festival, la maestra Ximena Schaaf, logró convocar un equipo técnico comprometido que sacó adelante  todas las actividades programadas con eficiencia.
A partir de la convocatoria hecha a nivel nacional, la respuesta fue masiva, llegaron 64 postulaciones de las que se seleccionaron las 21 mejores propuestas.
Nijinsky -Ballet Municipal de Cámara Valdivia-coreografía de Ricardo Uribe

La programación abarcó obras de mediano, pequeño y gran formato. Con la presencia de compañías de Valdivia, Temuco, Pto. Montt, Concón, Curicó y Santiago.
Se pudieron ver obras para todo público, para adultos  y para niños.
Pedrito y el lobo, coreografía de Carolina Bravo
  https://enfoquecubano.blogspot.com/2019/10/el-legado.html

                               










El festival Danza Contemporánea Junto al Río, se ha convertido en el espacio imprescindible para mostrar la danza contemporánea nacional. 







La constancia y persistencia de su directora son para aplaudir y  a la vez celebrar los 10 años de trayectoria ininterrumpida.
Metáfora de un cuerpo amargo- Javier Calderón
https://enfoquecubano.blogspot.com/2019/10/pequeno-formato.html


Este proyecto fue financiado por el Fondart Regional 2019, la Corporación Cultural Municipal Valdivia y la Municipalidad de Valdivia y un grupo de patrocinadores sin los cuales no hubiera sido posible realizarlo.
Historias Mínimas- Generación del Ayer- coreografía de Carmen Aros

Felicitaciones a todos!! Los gestores, los realizadores, los participantes y al público fiel que llenó las presentaciones.

Dirección general: Ximena Schaaf
Dirección artística: Ricardo Uribe
Coordinación técnica: Francisco Ríos
Técnicos: Evaristo Cid- Francisco Arrázola
Coordinación Ejecutiva: Angélica Oñate
Registro Fotográfico: Carlos Fischer
Fotógrafo invitado: Fabián Cambero
Registro Audiovisual: Iván Muñoz
Locución: Ricardo Núñez
Diseño Gráfico: Alejandro Báez


viernes, agosto 09, 2019

Blanco de Claudia Vicuña, Rodrigo Pérez y Andrés Poirot


El espacio. Blanco. Un cuadrado. Entra una de ellas y camina circundándolo, recoge un pequeño papel y sigue su camino. Sale de la escena.
Un juego de luces estroboscópicas que cambian de color. Un sonido agudo.
Se apagan y entran las dos. Vestidas de blanco con faldas largas. Caminan enérgicamente rodeando el cuadro. Muy serias, como mirando el exterior. Pequeños movimientos, mientras se desplazan. Se toman las faldas como recogiéndolas, y luego las dejan caer. Siguen con su travesía monótona, iterativa.
Van alterando el recorrido. Una se queda estática en un extremo externo del cuadro, la otra continúa con su viaje. Las dos vuelven a juntarse y a caminar.
foto Patricio Melo
Entran al espacio blanco, cambia el sonido. Mueven los brazos, la cabeza, la falda, cambian de lugar, ahora se instalan en otra esquina del cuadro.

En medio de esta vorágine continua, aparecen secretos femeninos dichos en murmullo inaudible pero  cómplice. Y aparece una sonrisa, dos sonrisas. Y continúa el recorrido. Constante con pequeñas variaciones.

La luz blanca aumenta la intensidad y los movimientos se aceleran. Serias miran el afuera. A veces se mueven al unísono.  Daniela pone su mano en el hombro de Claudia. Juegan un segundo avanzando con un ritmo valseado.
Se quitan una falda y debajo tienen otra. Igual blanca, pero de otra textura.
Por primera vez una va al suelo.  Vuelve a levantarse y juntas continúan.
foto Patricio Melo

Caminan, corren, alrededor del piso blanco. Se encienden focos equidistantes, casi al ras del suelo a cada lado del escenario. Las dos corren. Una se detiene. Vuelven a repetir las secuencias de movimiento, dentro y fuera del espacio.
 Las faldas que se quitaron quedaron en el suelo atrás, van hacia ellas y se paran encima. Un foco sobre cada una las ilumina.
La rutina constante las cansa. Se agotan. Una consuela a la otra. Le trae un dulce, le quita el papel y se lo come, el papel cae. La otra lo recoge y continúan su recorrido.  
Ese papel que reconocemos, lo que queda de un momento de consuelo, de dulzura, de desahogo. Otra vez al área blanca, otra vez al viaje sin fin. Sin importar el tiempo transcurrido.
La tenacidad por trascender, la búsqueda por encontrarse, por comunicarse y reconocerse en la otra, su semejante.
Una mágica aventura creada por un sólido equipo: el director Rodrigo Pérez, el diseñador Andrés Poirot, y la coreógrafa y bailarina Claudia Vicuña.  E interpretada por dos grandes bailarinas Daniela Marini y Claudia Vicuña.

Ficha artística
Dirección general: Claudia Vicuña
Co-creación: Rodrigo Pérez, Andrés Poirot, Claudia Vicuña
Interpretación: Daniela Marini y Claudia Vicuña
Diseño espacial e iluminación: Andrés Poirot
Diseño de vestuario: Juana Díaz
Música: Carlos Cabezas
Del 2 al 25 de agosto / jueves a domingo / 20:00 hrs.
GAM / edificio B (piso 2) / Sala B1

martes, agosto 06, 2019

Telúrica, Anatomía de la memoria- de Ana Barros Los cuerpos como depositarios de la memoria colectiva.


En el centro del escenario el espacio delimitado por un piso y un ciclorama iluminados y de color blanco de forma cuadrada.
Entra Ana Barros al espacio, ataviada con una amplia falda pantalón, que se mueve con ella. Danza, rueda y se suspende, todo con movimientos etéreos, suaves y continuos.
Dice un texto al público: "Cuando los japoneses reparan los objetos rotos, enaltecen la zona dañada, reparando las grietas con oro, creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso"
Como sucede con la memoria, ésta recuerda las fracturas  recibidas y  las cuenta con otra voz, las revisa y sin olvidar las transforma en un recuerdo presente.

Las escenas se suceden sin descanso, los intérpretes entran y salen  recreando memorias.  Ellos hablan de sí mismos; y también se escuchan  otras voces, voces de gente real que vivieron los hechos. Los verdaderos actores y testigos de esa historia, tan cercana y sin embargo olvidadas por muchos.
Están dichas de manera tan casual que en lugar de contar los terribles momentos que vivieron, parece que hablaran de una salida al campo con las amigas.
Macarena Arrigorriaga,Valentina Pavez, Álvaro Pizarro, Ana Barros


En una escena Valentina Pavez  se coloca en un área redonda, un spot la ilumina, ella hace gestos, habla, como recordando. Entra Macarena Arrigorriaga le toca la cara, la cabeza y cuando quiere gritar le tapa la boca y los ojos.

Álvaro Pizarro entra cargando a Gabriela Neira,   ella cuenta su vida suspendida y sujeta por él.
Los dos en otro dúo con las cabezas cubiertas,  casi desnudos en cuerpo y alma.
Álvaro Pizarro Gabriela Neira


Macarena sin poder sacar la voz se desmorona, se desangra.

Ana Barros es el nexo entre todos ellos, dice los textos y arma acciones fuera del área blanca. Lugar de la memoria. Sostiene piedras, platos que triza, paños que envuelven, cuenco con agua.
Un color rojo mancha la escena; una proyección de cenizas que vuelan; una enorme malla negra cubre a dos de ellas y tapa el espacio blanco.
Macarena Arrigorriaga, Valentina Pavez

Los recorridos de los cuatro  son estremecedores, al borde del riesgo. Esas entradas y salidas del área blanca, creando dúos, solos y cuartetos están muy bien diseñados. Cada uno de ellos tiene su momento estelar.  Hay desplazamientos rítmicos al unísono que los convierten en una masa poderosa, que nos recalcan que “la memoria colectiva hace la fuerza”.

Los textos completan las escenas, aunque a veces el sonido es tan alto que tapa las voces y se hace difícil entenderlos.

Aplaudimos la decisión del Teatro  Finis terrae, y por ende a Amalà Saint Pierre, por programar danza contemporánea en su hermosa sala, un espacio más en Santiago para la buena danza!



ANA BARROS: Coreógrafa, creadora escénica, actriz, intérprete de danza y performer. Del 2000 al 2007 reside en Alemania donde realiza como creadora e intérprete diversas producciones artísticas en el ámbito de la danza contemporánea, el teatro y la performance, participando en giras por festivales de Europa y América Latina. A partir del 2012 se incorpora a la compañía de danza contemporánea Abundanza de Isabel Croxatto. Actualmente, es directora de la compañía de danza contemporánea Atómicadanza. Ha presentado su trabajo en lugares emblemáticos tales como: Tacheles Berlin, Tanzfabrik Alemania, Teatro Municipal de Santiago, Opera nacional, CHaCo Feria de Arte Contemporáneo Chile, Bienal de Performance “Deformes” en Villa Grimaldi, Frontis Museo Nacional de Artes, Matucana 100, FAV 2017, Festival de las Artes de Valparaíso, Museo Nacional de Artes de La Paz, Bolivia, Encuentro a Cielo Abierto Quito, Ecuador y      Feria de Arte Contemporáneo MAPA, Buenos Aires, Argentina, entre otros.
TELÚRICA, Anatomía de la memoria
Compañía Atomicadanza
Dirección y coreografía: Ana Barros  
Asistente de dirección Marcela Sáiz 
Dramaturgia: Marcela Sáiz y Ana Barros
Intérpretes creadores: Valentina Pavez Pizarro, Macarena Arrigorriaga, Gabriela Neira y Álvaro Pizarro 
Diseño de escenografía y vestuario: Ana Barros y Javiera Severino 
Diseño de iluminación: Javiera Severino 
Composición musical: Silvio Paredes 
Audiovisuales: Cristóbal Sahr 
Confección vestuario: Marta Bravo 
Fotografías: Cristián Navarro
Producción: Javiera Severino
Asistente de producción: Valentina Orrego 

Proyecto financiado por Fondart Regional Convocatoria 2019